desalojo

Esta vez le correspondió al recinto de un ex colegio ubicado en Villa Francia el que estaba siendo subarrendado a ciudadanos venezolanos y colombianos.


Muy temprano llegaron la mañana de este viernes personal municipal, PDI y Carabineros de Chile, hasta el recinto de un ex establecimiento educacional, ubicado en la intersección de la calle Yelcho y Cura Obrero Mariano Puga, en plena Villa Francia.

El operativo que desplegó a una gran cantidad de personal del Departamento de Aseo y Ornato, Seguridad Ciudadana y del Departamento de Obras Municipales de la Municipalidad de Estación Central, junto a personal de la PDI, GOPE y Carabineros de Chile, procedieron a desalojar el lugar y demoler todo la infraestructura no regulada e informada al municipio.

En el lugar vivían cerca de 170 ciudadanos colombianos y venezolanos, a los que se les cobraba un arriendo desde los $150.000 y cuyas dependencias se encontraban en muy malas condiciones sanitarias

Al respecto el alcalde de estación Central Felipe Muñoz Manifestó, “Esta realidad es muy compleja, pero sabemos que hay personas que están lucrando con el fenómeno migratorio. Por otro lado, hay todo un problema de inseguridad que se genera: había balaceras, ruidos molestos, problemas en la calle. Nosotros haremos una denuncia por arriendos abusivos”.

Por su parte la ex sostenedora del ex colegio y una de las dueñas del terreno, Paola Reyes, detalló: Los últimos, desde septiembre a la fecha a nadie se le cobró arriendo ni nada. Los vecinos tienen razón: hubo drogas, prostitución, pero los mismos vecinos le traían comida y ropa a la gente. Si tienes una propiedad y está abandonada, ¿prefieres tenerla así por problemas de ratización, drogas, incendios? Hubo un problema migratorio y empezamos a arrendar las piezas, que eran las salas”.

Días antes personal de la PDI, procedió a fiscalizar y notificar a los propietarios de la propiedad de las acciones que realizaría el municpio de estación Centrlal en la propiedad, motivo por el cual esta mañana en la propiedad en cuestión, no habían moradores.

Tras esto, se procedió a demoler la construcción irregular y se notificó a los propietarios de acciones judiciales por el subarriendo de piezas y la realización de obras sin permiso.

Como esta, son cerca de 100 propiedades que se encuentran tomadas o en estas condiciones, las que en los próximos días, serán intervenidas por el municipio centralino