Salud,Mujer

La actividad contó con exámenes de mamografías y tomas del papanicolau (PAP). Como una forma de educar a las vecinas presentes, se recalcó la importancia del autoexamen y de la detección precoz.


En el marco del “Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama”, que se conmemora cada 19 de octubre, el Servicio de Salud Metropolitano Central (SSMC) y el municipio de Estación Central organizaron una “Feria de Salud de la Mujer”, para facilitar el acceso a distintos servicios y prestaciones a las usuarias de esa comuna de la capital.

La actividad, que se realizó en el frontis de la municipalidad, en plena Alameda, incluyó la toma de mamografías y del examen del papanicolau (PAP), como una forma de educar a las vecinas presentes, destacando la importancia del autoexamen y de la detección precoz. Los exámenes en terreno fueron posibles gracias al uso de un mamógrafo móvil, con pacientes agendadas previamente, y de un PAP móvil, camión habilitado para la toma itinerante de este examen ginecológico preventivo, que atendió de manera espontánea.

Asimismo, la feria incluyó toma de Examen de Medicina Preventiva (EMPA), consulta de matronas, orientación sobre violencia de género e iniciativas de autocuidado como masoterapia, podología y acupuntura, entre otras, además de una muestra fotográfica de vecinas de la comuna que están o estuvieron en tratamiento por cáncer de mama.

El director (s) del SSMC, Jorge Wilhelm, destacó que la enfermedad “es una de las principales causas de muerte de las mujeres en nuestro país” y en las comunas del Servicio, la tasa de mortalidad “es de 8 cada 100 mil mujeres”. Aunque influyen factores genéticos “está comprobado que su detección precoz hace más eficiente su tratamiento. Por eso, la idea es promover la importancia de realizarse su control preventivo anual”.

En la misma línea, destacó que en la ocasión se aprovechó de dar el primer apronte a la nueva estrategia barrial del PAP Móvil, que acercará esta prestación, una de las más retrasadas por la pandemia, a los sectores donde vive el mayor número de mujeres con sus exámenes vencidos, tal como se hizo con la vacuna contra el COVID. “La finalidad es recorrer aquellos lugares que hemos identificado a través de georreferenciación donde se encuentran las mujeres que no tienen al día su control del papanicolau”, explicó.

“Nuestra cobertura del PAP es muy baja, tenemos solo un 30% de la población objetiva, y un 22% en el caso de la mamografía, y en ambas sabemos que la detección precoz puede evitar el desarrollo del cáncer o hacer mucho más eficiente su tratamiento”, recalcó.

Por su parte, el alcalde de Estación Central, Felipe Muñoz, destacó el alto interés de las vecinas de la comuna, que llevó rápidamente a copar los cupos disponibles en esta oportunidad, y agradeció al SSMC “poder ofrecer estos exámenes tan necesarios”, que estarán disponibles en nuevos operativos durante las próximas semanas.

“El llamado a todas las centralinas es a que se hagan sus exámenes preventivos, que no esperen a última hora, siempre es bueno poder hacérselos en el tiempo correspondiente. Hacemos un llamado a que pueden comentar con sus hijas, madres, abuelas, la necesidad de realizarse estos exámenes preventivos”, señaló.

En la actividad participaron además vecinas de la comuna que han enfrentado o enfrentan un diagnóstico de cáncer de mama, como Carla Orellana, quien recalcó lo fundamental del autoexamen para la detección temprana. “Yo me lo detecté justamente así, cada mes me palpaba, noté algo raro y ahí empezó todo. Mi diagnóstico fue un cáncer, pero por suerte en la primera etapa. Entonces, les digo a todas las chiquillas, que no les de vergüenza, que se palpen. Una vez al mes es suficiente para evitar un diagnóstico a lo mejor muy tarde”.

En tanto, Ivonne Armijo, paciente diagnosticada el año 2019, agradeció la posibilidad de dar su testimonio “y poder ayudar a otras mujeres”. “Yo no me detecté a tiempo, ni me palpé como se debería hacer. Fue mi esposo quien se dio cuenta, y yo estaba en etapa 3. Por eso es importante chequearse temprano. A mí me dio a los 36 años. Hay que hacerse el examen mucho antes para prevenir, porque la ecotomografía no mide exactamente como la mamografía”, indicó.