O'Higgins,Colegio

Los antisociales se llevaron 50 notebooks, 50 tablets, 30 proyectores, 5 impresoras, entre otros, lo que fue avaluado aproximadamente en 116 millones de pesos.


El alcalde de Maipú, Tomás Vodanovic, repudió este miércoles un millonario robo en la escuela municipal General O’Higgins, que implicó la sustracción de artículos tecnológicos destinados a favorecer el aprendizaje de estudiantes. Además, llamó a la comunidad a facilitar información sobre el hecho, que ocurrió durante la jornada del tercer aniversario del estallido social.

Entre los elementos sustraídos se encuentran más de 50 notebooks, 50 tablets, 30 proyectores, 5 impresoras, entre otros. El total de estos está avaluado aproximadamente en 116 millones de pesos.

“Este es un robo brutal que afecta solamente al proceso de aprendizaje de nuestras niñas y niños y que le mete la mano en el bolsillo a las familias que han optado por la educación municipal”, dijo Vodanovic, luego de visitar las dependencias del colegio.

“Hacemos un llamado a la comunidad a que si encuentra este tipo de artículos a la venta, nos ayude a denunciar. Estos son materiales esenciales para los aprendizajes que están desarrollando nuestros niños. Defendamos entre todas y todos nuestra educación pública, porque lo que ocurrió acá no tiene nombre y como municipio ya estamos iniciando todas las investigaciones para poner freno a esta situación”, añadió.

De acuerdo a información preliminar, serían cinco sujetos los que ingresaron al recinto pasado la medianoche. En el lugar, además de perpetrar el robo, habrían maniatado al guardia de seguridad.

El recinto solo registró daños en dos entradas de las salas donde se encontraban los equipos electrónicos sustraídos. El colegio se encuentra ubicado frente al Templo Votivo, a pocas cuadras de la Plaza de Maipú, que esa noche fue escenario de desmanes.