nativo

El bosque tendrá 600 mtsy contará con más de 40 especies nativas propias del lugar, y un total de 1.800 plantas que crecerán en el corazón del Liceo de Bicentenario de Niñas de Maipú


Este jueves 20 de octubre, la empresa Bosko junto a la Municipalidad de Maipú, alumnas y educadores del Liceo Bicentenario de Niñas comenzaron la plantación de un bosque nativo de bolsillo en el corazón de su colegio, bajo la técnica japonesa Miyawaki, que disminuye el tiempo de crecimiento del bosque de 200 a 20 años, 10 veces más rápido que una plantación tradicional.

Gracias a este riguroso método, con bajo consumo hídrico y poco mantenimiento, se crean pequeños bosques que permiten transformar, en corto tiempo, terrenos eriazos o degradados en bosques verdes y salvajes, que son refugio de biodiversidad y que, además, secuestran carbono, generan oxígeno, retienen agua, reducen la temperatura y mejoran la salud y el bienestar humano.

“Como estudiantes estamos felices y agradecidas por esta oportunidad medioambiental, porque los beneficios y legados que va a dejar Bosko con este proyecto, son fundamentales para nuestro crecimiento personal, por la forma que nos va a ayudar a ser consciente y responsable sobre nuestro ecosistema y sostenibilidad con las generaciones futuras. Valoramos ser parte del legado natural de esta obra, de presenciar y ser testigos de los primeros árboles que formarán nuestro bosque”, sostuvo la representante del Centro de Estudiantes del Liceo Bicentenario, Antonia Lavanderos.

“Un bosque Miyawaki en un espacio escolar tiene una triple misión: impactar en el ámbito ecológico, en cuanto este bosque captura carbono, genera oxígeno, es refugio de biodiversidad y retiene agua; social, ya que genera infraestructura verde al servicio de las personas y promueve la vinculación y el apego con nuestro patrimonio natural; y por último, estético, en cuanto embellece y dignifica lugares que antiguamente estuvieron degradados y/o abandonados”, afirmó la fundadora de Bosko, Magdalena Valdés.

“La colaboración entre las fundaciones, las empresas, comunidades educativas, los barrios, el municipio, pueden finalmente decantar en proyectos concretos que mejoren nuestra calidad de vida, que mejoran la construcción de espacios que estamos haciendo, por lo que hoy es una alegría enorme y un motivo de orgullo muy grande ver esto hecho realidad” dijo el alcalde de Maipú, Tomás Vodanovic.

Durante el desarrollo de la ceremonia, monitores de Bosko explicaron a la comunidad cómo se deben plantar los árboles y especies, asimismo, autoridades, alumnas, educadores se organizaron en cuadrillas para comenzar el trabajo, el que se realizará de forma paulatina por la comunidad educativa.

El bosque Miyawaki del Liceo Bicentenario de Niñas de Maipú se suma a proyectos similares en Europa, Asia, Medio Oriente, Norteamérica y Oceanía, que a través de los aportes de la ONG suiza, SUGi, han transformado patios escolares y espacios públicos de cemento de gris a verde y biodiversidad.