Así lucirán las remozadas estaciones de la linea 5

Después de estar meses inhabilitadas tras el estallido social, vuelven a estar operativas a contar de este martes.


Este martes 28 de julio, se abrirán para el uso de los vecinos las estaciones Plaza Maipú, Santiago Bueras, Monte Tabor y Barrancas, habilitando con ello el servicio de Línea 5 hacia una de las comunas más pobladas de Santiago.

“La apertura de estas estaciones representa  un hito muy relevante en el proceso de reconstrucción porque permitirá a miles de vecinos de la comuna de Maipú, que no tienen Metro desde el 18 de octubre, volver a contar con la posibilidad de movilizarse en tren subterráneo. En el contexto actual de pandemia esto es muy importante porque permitirá un desplazamiento más expedito y directo a todas aquellas personas que necesariamente deben trasladarse para cumplir con funciones esenciales, como los profesionales de salud”, enfatizó el presidente de Metro, Louis de Grange, quien agregó que, “el llamado sigue siendo a quienes no tienen que salir, se queden en sus casas, pero para esas personas que no lo pueden hacer, tener nuevamente su estación reduce los tiempos de viaje y descongestiona otros puntos de la red”.

Si bien la habilitación de estas estaciones permitirá a los usuarios de Metro llegar hasta la estación terminal de Línea 5, a Plaza Maipú, tres estaciones de ese tramo aún no tendrán detención de trenes. Es el caso de Laguna Sur, Las Parcelas y Del Sol, que de momento permanecerán cerradas, hasta el cuarto trimestre de este año.

Con estas nuevas reaperturas, la red de Metro contará el martes 28 con un total de 124 estaciones operativas de 136, es decir con el 91% de su red habilitada.

Los accesos por Línea 5 de estación San Pablo se abrieron el 30 de diciembre del año pasado, sin embargo, la estación por Línea 1 y la combinación con Línea 5, se habían mantenido cerradas por los graves daños que sufrió el lugar, con gran parte de su superficie incendiada.

“Queremos agradecer a los vecinos de Lo Prado, quienes el domingo 20 de octubre se organizaron para venir con palas y escobas a colaborar con la limpieza y el retiro de escombros del lugar. La imagen de ese día al entrar a la estación ennegrecida, con olor a humo, y encontrarnos con ellos dándonos ánimo, fue emocionante y alentadora porque pudimos ver a familias completas ayudando porque sentían la estación como si fuera su propia casa.  Ese respaldo se convirtió en el motor de partida de nuestro plan de reconstrucción. Hoy, con mucho orgullo, podemos devolverles a esos mismos vecinos esta importante estación, completamente reconstruida. Muchas gracias a todos”, dijo el presidente de Metro, Louis de Grange.

“Con la reapertura de las estaciones San Pablo y Neptuno, Línea 1 vuelve a tener todas sus estaciones disponibles. Esto es muy positivo, porque nos genera mayor capacidad de transporte, lo que nos ayudará a reducir aglomeraciones y así prevenir el contagio de Covid-19. En ese sentido, valoramos también los esfuerzos de sanitización que desde Metro realizan a diario y la campaña con medidas de autocuidado que está instalada en trenes y estaciones; son acciones que permitan resguardar la movilidad de las personas en el transporte público durante el desconfinamiento”, destacó el Subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez.

La reconstrucción de la estación San Pablo consideró la restitución de cerca de dos mil metros cuadrados de superficie, lo que incluye la construcción y habilitación de boleterías, recintos técnicos y salas administrativas, así como también la reposición de todos los sistemas de comunicación y control, y la instalación de portones reforzados y nuevos sistemas de vigilancia.

Los dos ascensores de la estación, que fueron totalmente destruidos e incendiados durante los actos de violencia tras el 18 de octubre, serán restituidos a fines de este año. Sin embargo, las personas con movilidad reducida pueden ingresar en forma accesible a través de los ascensores de la estación San Pablo por Línea 5.

En el caso de Neptuno, la estación no sufrió daños, y su cierre se debió a un tema operacional ya que su funcionamiento depende del sistema de control de trenes de estación San Pablo, que fue gravemente dañado.

De esta manera, con la reapertura de San Pablo y Neptuno, Línea 1 volverá a entregar el servicio con todas sus estaciones disponibles, sumándose así a Línea 2, Línea 3 y Línea 6, que también se encuentran completamente operativas.

"Los comentarios aqui expresados son espacios de conversacion, opinion y debate, pero nos reservamos el derecho de eliminar comentarios agresivos, ofensivos y abusivos."
Comenta en Facebook